El Sacramento del Matrimonio

“La alianza matrimonial, por la que el varón y la mujer constituyen entre sí un consorcio de toda la vida, ordenado por su misma índole natural al bien de los cónyuges y a la generación y educación de la prole, fue elevada por Cristo Nuestro Señor a la dignidad de sacramento entre bautizados” (CIC can. 1055, §1). (CIC, 1601).

El matrimonio es un compromiso que dura toda la vida y la pareja se vuelve signo de amor y entrega dentro y fuera de la Iglesia. Los contrayentes deberán concertar una cita con el sacerdote un año antes de la fecha de su boda. Luego deberán recibir charlas pre-matrimoniales y un retiro ofrecido por la Diócesis durante el año.