Sacramento de la Unción de los Enfermos

“Con la sagrada unción de los enfermos y con la oración de los presbíteros , toda la Iglesia entera encomienda a los enfermos al Señor sufriente y glorificado para que los alivie y los salve. Incluso los anima a unirse libremente a la pasión y muerte de Cristo; y contribuir, así, al bien del Pueblo de Dios” (LG 11).

La compasión de Cristo hacia los enfermos y sus numerosas curaciones de dolientes de toda clase (cf Mt 4,24) son un signo maravilloso de que “Dios ha visitado a su pueblo” (Lc 7,16) y de que el Reino de Dios está muy cerca. (CIC, 1499, 1503).

El Sacramento de la Unción de los Enfermos, antiguamente conocido como la Extremaunción, es un ritual de sanación. Este se ofrece el segundo Viernes del mes, durante la Misa de 8:30 a.m.  Si su familiar ha sido hospitalizado o si será sometido a una cirugía, o en peligro de muerte puede llamar a la Oficina Parroquial.